Orden de Damas Nobles de María Luisa

Orden de Damas Nobles de María Luisa

Con fecha 21 de abril de 1792, se expidió el decreto de creación de la Orden de Damas Nobles de María Luisa:
«Para que la Reina, mi muy amada esposa, tenga un modo más demostrar su benevolencia a las personas nobles de su sexo que se distinguieren por sus servicios, prendas y calidades, hemos acordado establecer y fundar una Orden de Damas Nobles, cuya denominación sea Real Orden de la Reina doña María Luisa y nombrará la Reina las damas que hayan de componerlo en número de treinta, sin contar su Real Persona, ni demás de la Familia Real.

Será su público distintivo una banda de tres fajas, la del centro blanca, y las colaterales moradas, terciada desde el hombro derecho al lado izquierdo; y de su atadura penderá la insignia que la Reina determine, en cuyo contorno estará escrito el mote de la denominación de la Orden.

Tendrá esta por patrono y protector a nuestro glorioso progenitor San Fernando, en cuyo día, y en el de San Luis, rey de Francia, por serlo del nombre de la Reina fundadora, concurrirán anualmente en Palacio las Damas de la Banda en forma de capítulo, para recibirlas en besamanos particular, ocupando cada una según su antigüedad el lugar que la corresponda:

  • Por la clase de grandes y primogénitas;
  • Por el tratamiento de excelencia las que le tuvieren por sus maridos y por el de Señoría las restantes, teniendo todas por obligación piadosa de su instituto la de visitar una vez cada mes alguno de los hospitales públicos de mujeres, u otro establecimiento o casa de piedad o asilo de estas, y la de oír y hacer celebrar una misa por cada una de las damas de la Orden que falleciere.

Y para despachar los asuntos que ocurran de la misma, nombrará la Reina un Secretario, que será el único ministro de ella. Tendréis lo entendido: tomareis de la Reina sobre ello las demás resoluciones que se necesitaren», etc.