Orden de Isabel la Católica

Orden de Isabel La Católica

La fórmula del juramento de los Caballeros, que entran hoy en la Orden, es ésta:
«Juro vivir y morir en nuestra Sagrada Religión Católica, Apostólica, Romana: defender el misterio de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, no emplearme directa ni indirectamente en nada contrario a la acendrada lealtad que debo a la Reina legítima de las Españas, »Doña Isabel II: defender sus derechos y los de la Nación, consignados en la Constitución de la Monarquía: proteger a los leales y cuidar del auxilio de los pobres, enfermos y desvalidos, singularmente de los individuos de la Orden que hoy me admite en su seno.»